La frase

No hay inversión más rentable que la del conocimiento". Benjamín Franklin

domingo, 1 de julio de 2012

Micro-blog de @EduardoKastika

La recomendación que más me gustó es la número 14: No pierda su autenticidad: Entre un negocio imperfecto pero auténtico y otro perfecto pero pretencioso, el cliente elegirá al auténtico.


21 recomendaciones sintéticas para emprendedores


Cada una de las siguientes recomendaciones están ampliadas en los siguientes links: Recomendación 1 a 8, Recomendación 9 a 14, Recomendaciones 15 a 21.

  1. Posiciónese: lidere algo. Es decir, sea el mejor en algo, para alguien o en algún lugar.
  2. Sea Solvente: no pierda la continuidad. Sostenga la calidad a lo largo del tiempo.
  3. Cree un Micromundo: arme un “surtido” propio de productos o servicios alrededor de su idea.
  4. No negocie su Esencia: haga lo que mejor sabe hacer y hágalo bien.
  5. Lo que haga, hágalo con todo.
  6. Piense lateralmente: mire su negocios desde distintos ángulos.
  7. Cuente una buena historia.
  8. No venda productos, no venda servicios. Venda experiencias.
  9. Simplifique: pocos elementos y pocas reglas. No le complique la vida al cliente.
  10. Busque otros circuitos: siempre hay otros lugares en donde vender sus productos o sus servicios.
  11. Arme un buen ecosistema: piense en sus interlocutores claves (desde proveedores hasta grandes clientes) como si fueran socios.
  12. Signifique algo: conéctese con sus clientes a través de valores compartidos.
  13. Cambie la escala: innovar no siempre es innovar, muchas veces se trata de modificar la relación que existe entre distintos elementos de su negocio.
  14. No pierda su autenticidad: Entre un negocio imperfecto pero auténtico y otro perfecto pero pretencioso, el cliente elegirá al auténtico.
  15. Ponga un límite a las opciones que ofrece: al cliente, lo ilimitado lo aturde.
  16. Proponga interacciones: no sólo debemos proponer experiencias. También debemos proponer experiencias en donde los clientes interactúen.
  17. El “cómo” lo hace y “cómo” lo vende es tan importante como el “qué”.
  18. Resuélvale al cliente lo que Usted sabe resolver. Pero agréguele emoción, diseño, calidad sorprendente y vínculo a largo plazo.
  19. Busque la elegancia: algo inusualmente simple y, al mismo tiempo, sorprendentemente impactante.
  20. Juegue con el “suspenso” de cara al cliente. La provocación, bien entendida, es más atractiva que la complacencia.
  21. Póngale una “firma” a su negocio. Una firma que se sustentará en su trayectoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido al blog de CARAMOS. Su opinión y comentarios son muy importantes para nosotros! Gracias por participar...