La frase

No hay inversión más rentable que la del conocimiento". Benjamín Franklin

martes, 16 de octubre de 2012

INSIDE TELECOM (Víctor Suárez, 14.12.2012. El Universal)


(Nota de mi autoría: leyendo este artículo de Víctor Suárez, no pude evitar recordar el libro de Luis Pedro España y la gente de la UCAB "Detrás de la Pobreza", del año 2000, donde se tipifica en forma muy clara lo lejos que está (estaba en ese momento, y sigue estando) nuestro país de la Modernidad.)


INSIDE TELECOM (Víctor Suárez, 14.12.2012. El Universal)

Culpa pendiente, sin excusas
Es una condena perversa. Parece una política de Estado. Mantener sin acceso, o con acceso limitado, o con acceso con dificultades, o con acceso muy caro, a la mayoría de los venezolanos a las tecnologías de información y comunicación (TIC), especialmente Internet, va a contravía del curso de la Humanidad. La brecha entre quienes tienen acceso y quienes no, es una de las mayores barreras para un salto cualitativo en el nivel de vida ciudadana. 

Una de las grandes banderas publicitarias del gobierno en su campaña reeleccionista, residió en el número de venezolanos que ahora tienen línea telefónica fija y línea ADSL para banda ancha, además de promover hasta el cansancio las bondades del satélite Venesat-1 y del hasta ahora sin servicio satélite VRSS-1. Acuden a la alforja propagandística el número de Infocentros, el número de CeBITs, el número de Canaimitas distribuidos, el número de teléfonos móviles ensamblados en el país y el número de emisoras comunitarias. 

Pero detrás de esa gran valla publicitaria se encuentra una realidad espeluznante. 19 de las 24 entidades federales que componen el país se encuentran en la actualidad por debajo del promedio nacional de acceso a Internet. Según Conatel, para el primer semestre de 2012 en Venezuela tienen acceso a Internet 40.01 de cada 100 habitantes. 40% de penetración. 

Esa cifra encuentra su expresión en apenas cinco entidades, que son las que impulsan el promedio nacional. Miranda con 90,12%, Distrito Capital con 89,94%, Nueva Esparta con 60%, Carabobo con 41,81% y Anzoátegui con 41,80%, son los estados que mantienen un promedio aparentemente alto. El resto del país se encuentra por debajo del promedio. Algunas entidades a una distancia entre 1 y 10 puntos de la media (7), otras entre 11 y 20 puntos de diferencia (5), y los más desafortunados y abandonados entre 21 y 26 puntos de rezago (7). 

Culto a la pobreza. 
Entre el 4 de febrero de 1992 y el 11 de octubre de 2012 (más de veinte años) he escuchado miles de veces a Hugo Chávez repetir el sonsonete bíblico que dice bienaventurados los pobres porque de ellos es el reino de los cielos. Y al siempre ministro Jorge Giordani atribuírsele (cosa que no ha desmentido en ningún momento) la sentencia: "Para sostener la revolución, hay que mantenerlos pobres por mucho tiempo". 

Existen muchas formas de pobreza. Una de ellas es aquella que sobreviene a causa de la falta de acceso a las tecnologías de información y comunicación. Esta sería una pobreza inducida, puesto que el acceso primario a las TIC en Venezuela lo ha asumido el Estado como parte de su responsabilidad, sobre todo a partir de la renacionalización de Cantv en 2007. 

Los resultados de las elecciones del domingo pasado, discriminados por entidad federal, dan pié para lanzar una hipótesis de trabajo: En la Venezuela actual, mientras menos acceso a Internet tenga la población, mayor será la brecha electoral existente entre gobierno y oposición. 

En los 10 estados del país con la menor penetración de Internet (entre 14.24% y 21.37%), la diferencia de votos a favor del candidato del gobierno osciló entre 19,02% en Barinas, que tiene una penetración de 19,69%, y un 42,55% en Portuguesa, donde apenas 19,97% de la población tiene acceso a la red. La diferencia electoral nacional gobierno-oposición fue de 10,9%. 

La única entidad que escapa a esta apreciación es Amazonas, que con 15,92% de acceso ofreció una brecha de 7,85% a favor del gobierno, 3 puntos por debajo del total nacional. En ese estado, su líder natural, el gobernador Liborio Guarulla, rompió con el oficialismo y desde entonces encabeza la oposición. Y también en que es el estado con la mayor penetración en TV por suscripción (83,34%). 

Los estados con menor penetración Internet y con mayor fidelidad a las epifanías seudosocialistas son, por orden alfabético: 

Apure (14,24% de acceso y 32,91% de más votos a favor de la reelección presidencial); Barinas (19,69% y 19,02%); Cojedes (21,37% y 31,39%); Delta Amacuro (15,28% y 34,69%); Guárico (19,79% y 28,95%); Portuguesa (19,97% y 42,55%); Sucre (21,11% y 21%); Trujillo (20,65% y 28,57%); y Yaracuy (15,45% y 20,63%). 

Conclusión inicial: Mientras más rural, más apoyo al gobierno; mientras mayor aislamiento informacional, mayor apoyo al gobierno. 

Retroceso sin parar. 
Según algunos, mantener a amplias mayorías alejadas de las fuentes más diversas de información, accesibles por ejemplo a través de Internet, cuyo consumo y absorción les convertiría en ciudadanos mejor informados y capaces de adoptar puntos de vista y tomar decisiones más conscientes, es política propia de estados totalitarios. Cuba, Corea del Norte, la antigua Birmania, Irán, son ejemplos de ello. 

No se trata de dinero, que lo ha habido incluso para exportar TIC, como el financiamiento de $170 millones para dotar de un cable submarino a Cuba. No se trata de bloqueo imperial. Las tecnologías de redes están disponibles en el mercado internacional, fuera del influjo del "imperio". 

Simplemente se trata de ineficiencia en el manejo de recursos y ausencia de políticas asertivas. Todos los informes que las entidades internacionales o multilaterales han distribuido en lo que va de año sobre acceso, cobertura, disponibilidad, asequibilidad de las TIC, han determinado que Venezuela es uno de los países en el cual el retroceso ha sido además de evidente, vergonzoso. 

Esta semana he estado escuchando al director general de la UIT, Hamadoun Touré, sintetizar las conclusiones de la cuarta edición del informe denominado "Medición de la Sociedad de la Información 2012", que presenta el Índice de Desarrollo de las TIC (IDT), y clasifica el avance de los países en materia de infraestructura y absorción de las TIC, y la cesta de precios de las TIC, una métrica única que hace seguimiento y compara el precio y la asequibilidad de los servicios TIC. Este Índice de Desarrollo combina 11 indicadores diferentes en una sola medida para seguir los progresos realizados en los distintos países en cuanto acceso, uso y habilidades en TIC. Mide el nivel de desarrollo de las TIC en 155 economías de todo el mundo. 

¿Qué dice de Venezuela? 

Que en 2007 el país se encontraba en el puesto 66, que un año después subió al 61, que en 2010 apareció con trece peldaños más abajo (puesto 74) y que en 2011 continuó descendiendo hasta encontrarse en el puesto 77 de la escala mundial. 

Seis años más en el poder, es bastante tiempo para despojarse de culpa tan nefasta: tanta gente en el medioevo digital. 

vvsuarez@cantv.net

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Bienvenido al blog de CARAMOS. Su opinión y comentarios son muy importantes para nosotros! Gracias por participar...